Windows 7 a Windows 10

Windows 7 a Windows 10

Una actualización asegura que tengas las últimas funciones y mejoras de seguridad para tu versión actual de Windows. Una actualización hace pasar el PC desde una versión anterior de Windows – como Windows 7 o Windows 8.1 – a Windows 10. La actualización puede realizarse en un dispositivo existente, aunque Microsoft recomienda usar Windows 10 en un PC nuevo para aprovechar las últimas mejoras de funciones y seguridad.

Algunas actualizaciones podrían no estar disponibles en todos los dispositivos al mismo tiempo: Microsoft se está asegurando de que las actualizaciones estén listas y sean compatibles.

Para estar actualizado, selecciona:

botón Inicio  > Configuración  > Actualización y seguridad  > Windows Update  y selecciona Buscar actualizaciones.

Si está disponible una actualización de las características para tu dispositivo, aparecerá de forma separada en la página de Windows Update. Para instalarla, selecciona Descargar e instalar ahora.

El tiempo necesario para actualizar a Windows 10 depende de factores como la antigüedad del dispositivo y el modo en que esté configurado. La mayoría de los dispositivos tardará aproximadamente una hora en actualizarse una vez completada la descarga. Aunque los dispositivos más antiguos pueden tardar más, algunos dispositivos de alto rendimiento más recientes pueden actualizarse con mayor rapidez.

Hay que desinstalar algunas aplicaciones porque podrían causar problemas con el proceso de actualización. Algunas aplicaciones deben desinstalarse porque no funcionarán correctamente o incluso podrían no funcionar con Windows 10, en cuyo caso no podrás volver a instalar ni usar dichas aplicaciones después de terminada la actualización. Las aplicaciones aptas para Windows 10  podrás volver a instalarlas cuando haya finalizado el proceso.

Microsoft Store dispone de diversas aplicaciones de terceros que se pueden descargar e instalar fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.